domingo, 15 de julio de 2012

Defensa ante una agresión de un policía antidisturbios

Desde hace un año la imagen de policías bien equipados y embecerrados rompiendo brazos y abriendo cabezas a base de porrazos se ha convertido en algo habitual. Creo que la defensa ante una agresión desproporcionada es un derecho del ciudadano venga de quien venga por muy uniformado que esté o institucional que sea. Lo que escribo a continuación va desde consejos para evitar o minimizar efectos de porrazos hasta observaciones sobre la vulnerabilidad del Full-Equiped-Antidisturber Man. Se que la mayoría de movimientos sociales que se dan se rigen por un pacifismo religioso y lo respeto y hasta estoy de acuerdo en que es un buen principio. Sin embargo, cuando uno se encuentra con que le van a abrir la cabeza gratuitamente debería plantearse abandonar la actividad pasiva e intentar evitar la agresión o bloquearla... total ya vas a pillar, así que no pierdes nada por probar. Por otro lado, en el momento en que hay contacto entre policía y ciudadano y no es por iniciativa del primero, se considera delito del segundo. Algo a tener en cuenta.

Vamos allá.

Reduciendo Sisglas
Por lo que he podido ver en vídeos y fotos la gente trata de evitar los porrazos apartándose del policía agresor. Si tienes espacio para correr y eres ágil tal vez no necesites visitar el hospital. Sin embargo en una mani petada, estando tu en primera linea delante de la policía en el momento que comienzan a descargar su frustración el tema de la huida está más bien jodido. Hay que saber que la punta de la porra del Señor Agente es donde mayor fuerza se concentra, mientras que la axila del Agente del Orden es en su mismidad inofensiva. Por lo tanto, sabiendo que lo de ir para atrás no funciona y que solo vas a lograr que tu cuerpo esté más hacia la punta de la porra es conveniente hacer lo contrario, dirigirse a la sobaquera. Cuanto más cerca este tu cuerpo de el del policía menor sera la sisgla. Puedes calcular el valor del daño que vas a recibir mediante esta fórmula: Picor = Distancia entre Cuerpos x  Mala Leche (Aunque si la distancia entre cuerpos es mayor que 1.5 metros se supone directamente que Picor = 0).

Bloqueando Head Shots
Aunque una vez un Señor Jefe de Policía de noseque Comunidad Autómata explicó en un programa de la tele que los Agentes son profesionales y que siempre realizan golpes precisos para evitar traumatismos hemos podido ver que en la práctica les gusta abrir cabezas con sus porras (quizá pretendan causar una muerte rápida y poco traumática). De nuevo tratar de apartarse puede resultar no mal, si no fatal. Con un poco de sangre fría se puede bloquear el porrazo fácilmente. Y es que les gusta cargar fuerzas desde arriba para realizar una bonita bajada curva para terminar sobre tu cabeza. Este amor que por la forma hace que su intención sea anticipada medio segundo antes de que se ejecute. Conforme veas que te va a soltar el porrazo lo que has de hacer es un bloqueo al estilo Chuck Norris, concretamente un Ague Uke (un Ague Uke Fumikomi si además quieres que se le joda el codo). Y dirás "claro, me voy a poner en plan karateca con el poli". No, solo has de levantar el brazo de forma firme como en la foto a continuación y una vez hayas parado el golpe salir por patas antes de que venga el segundo.
Bloking the Porring

Hasta aquí las cosas básicas que cualquiera debería saber antes ponerse delante de un descerebrados rabiosos con corazas y palos.

Ahora bien, no pienses que al bloquear o evitar los daños que el Señor Agente trató de infligirte este te de la enhorabuena y te deje marcharse de rositas. Al haber dejado a su Aznez en evidencia es muy probable que su Profesionalidad se agrave. Como digo, una vez hayas evitado la primera sisgla o el porrazo en la cabeza lo más listo es empujar al policía (no para derribarlo, si no para ganar aceleración en tu huida) y salir por patas, ya que en esos pocos segundos del comienzo de la agresión es probable que la gente que estuviera a tu alrededor hayan dejado amablemente el espacio libre para ti.

Si por desgracia no tuvieron ocasión de hacerte espacio te vas a encontrar atrapado frente a un tío que ahora se toma lo de magullarte como algo más personal. En esta situación tienes dos opciones: Una es rezar o comenzar a enumerar dígitos de Pi, según seas creyente o no. La otra es...

Aturding the Polissssman

Si señor, con dos cojones tratar de ganar tiempo hasta que tengas opción de huir. ¿Y cómo? Aprovechándose la vulnerabilidad de sus corazas. Sus cascos les protegen de golpes en la cabeza, sin embargo también están atados a estas y pueden utilizarse para hacer palanca y dificultar la agresión como hace este hombre. Luego hasta puedes tratar de salir por patas por la espalda del policía, si es que no tiene compañeros detrás haciendo cola para darte.

Otra forma de aturdirlo es provocándole un fuerte dolor de garganta y tos. Como no somos virus de la gripe no podemos realizar un ataque en modo stealth, así que toca algo más bruto y jodídamente ilegal según sus leyes. Le vamos a intentar hacer daño. La mayoría de los agentes antidisturbios a pesar de estar bien acorazados no llevan protección en el cuello, esto lo hace un objetivo fácil en distancias cortas. Los señores policías son personas bien entrenadas en en las artes marciales e intentar hacerles algo cuando están vigilantes se considera suicidio. Sin embargo cuando entran en modo Bersherker concentran todos sus sentidos en agredir y prestan poca atención a la defensa abriendo los brazos para soltar porrazos, además de tener sus manos ocupadas con porra y casco, lo que nos deja una bonita vía libre hacia su cuello un momento después de haber esquivado o bloqueado su primer ataque. En un momento tan tenso como el que estamos planteando es difícil acertar en el blanco, pero un buen golpe en la garganta o la nariz puede dejarlo fuera de juego. Una persona con musculatura fuerte en dedos y manos puede golpear en la garganta con la punta de los dedos.
A continuación una imagen que ilustra de lo que estoy hablando:
los dedos se flexionan ligeramente para no rompértelos
Si no tienes manos fuertes siempre puedes flexionar los dedos hacia adentro y golpear la garganta con el final de las falanges proximales. Foto:

Tos, lagrimeo, problemas para respirar y dolor de garganta son los efectos de un golpe así. A veces puede provocar también vómitos.

Disarming the Monkey
Después de este golpe habrás ganado tiempo para ver como salir de la situación cagando ostias mientras se recupera. Sin embargo, si todavía sigues sin opciones de escape, y ya que te has buscado un problema golpeando al Señor Agente puede que sea conveniente, ahora que está un poco jodido, quitarle la porra para que no te atice cuando se recupere, no va a empeorar mucho más tu situación. Si intentas quitar una porra cogiéndola por la punta y tirando es muy probable que no tengas éxito. Para conseguir que el Mono suelte el palito es mejor hacer palanca en su muñera con la porra, cogiendo la punta de esta con una mano y la base de la mano del Madero con otra, y girando hacia el exterior de su cuerpo(es decir, si es diestro y tu lo estás mirando de frente, al contrario de las agujas del reloj), y pongo de nuevo foto ilustrativa aunque no es exactamente lo que escribo:
El de la derecha retuerce la muñeca del de la izquierda hacia el exterior, haciendo que pierda firmeza en el agarre.

Estupendo, ahora tienes un Antidisturber lagrimeando y desarmado* delante de ti. Pero seguramente te odie a muerte. Comienza a correr hacia sitio seguro y si llegas a casa puedes colgar la porra en la pared como trofeo o tal vez prefieras encalarla en algún balcón o tejado. En tu huida puedes utilizar la porra para bloquear eventuales porrazos que otros antidisturbios pretendan darte. Pero ante todo ¡Corre Forest!¡Corre!

*si no contamos con la pipa que lleva en la cintura.